Contenidos

Redes sociales




Warfarina


Warfarina
Estructura química de la warfarina
La warfarina es un derivado sintético de la cumarina, una sustancia química que se encuentra de forma natural en muchas plantas, en particular en la Asperula odorata. También se encuentra, en menor cantidad, en el regaliz, la lavanda y algunas otras especies. En un principio, la warfarina se comercializó como un pesticida contra ratas y ratones, y sigue siendo popular para este fin, aunque se han desarrollado venenos más potentes desde entonces. Unos pocos años después de su introducción, se descubrió que la warfarina era eficaz y relativamente segura para prevenir la trombosis y las embolias (formación anormal y migración de coágulos sanguíneos). Fue aprobada para su uso como medicamento a principios de los años 50, y se ha mantenido popular desde entonces. Es el anticoagulante más recetado en Norteamérica.

Estructura 3D de la warfarina
Estructura 3D de la warfarina
La warfarina, y las cumarinas relacionadas, disminuyen la coagulación de la sangre mediante la inhibición de la vitamina K epóxido reductasa, una enzima que recicla la vitamina K oxidada a su forma reducida después de que haya participado en la carboxilación de varias proteínas de la coagulación de la sangre, principalmente la protrombina y el factor VII. Por esta razón, los medicamentos de esta clase también se conocen como antagonistas de la vitamina K.

A pesar de su eficacia, el tratamiento anticoagulante con warfarina tiene varias deficiencias. Muchos medicamentos de uso común interactúan con la warfarina, así como algunos alimentos, por lo que su actividad tiene que ser supervisada con frecuentes análisis de sangre para garantizar una dosis segura.